Entrevista a Sofía Domínguez Ciordia, estudiante de Periodismo

“Si pensamos que el desnudo fomenta la objetivación de la mujer es porque estamos dentro de ese juego machista”

Sofía Domínguez Ciordia tiene 22 años y es natural de Allo (Navarra). Si las cosas le van bien, en 2014 finalizará sus estudios de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Hace algún tiempo empezó a sentir cierta inquietud ante la situación de opresión que viven muchas mujeres en el mundo. Tuvo conocimiento de la existencia de Femen y a punto estuvo de entrar a formar parte del movimiento. Finalmente decidió no hacerlo. Si quieres saber por qué, sigue leyendo…

Sofía Domínguez Ciordia es una estudiante de Periodismo comprometida con la causa feminista. CEDIDA.

Sofía Domínguez Ciordia es una estudiante de Periodismo comprometida con la causa feminista. CEDIDA.

P¿Cuándo empezaste a interesarte por el feminismo?, ¿alguna mala experiencia?

R– Fue una cosa natural. Hace cuatro años, cuando llegué a Madrid para estudiar, empecé a leer cosas relacionadas con el tema y me picó el gusanillo. A partir de ahí fui consciente de que en el día a día se producen todavía un montón de situaciones machistas. Por ejemplo, el acoso verbal por la calle. La mujer es considerada como un objeto y parece que el mero hecho de salir a la calle implica exponerse a los ojos, críticas y juicio de quien te ve. Algunos hombres se ven entonces con el derecho de decir lo que quieren sin pensar si pueden incomodarnos al hacerlo. Lo hacen porque creen que es lícito, es una actitud muy dominante.

P¿Qué valores o actitudes viste en Femen que atrajeron tu atención?

R-Lo que me hizo pensar en formar parte de Femen fue la actitud de las chicas y la novedad en cuanto al desnudo como acción. Sé que  otras mujeres se han desnudado en pos del feminismo pero, hasta lo que yo sé, no de forma colectiva ni con tanto impacto mediático. Las activistas de Femen transmiten mucha seguridad, ganas de lucha, constancia y otros valores que considero imprescindibles en la defensa del feminismo.  

La desnudez es una forma eficaz de luchar: es agresiva e incomoda a los poderes públicos. Se trata de eso, de molestar y no dejarnos ningunear.

P¿Qué fue lo que hizo que te replantearas el formar parte del movimiento?

R-Hace poco se dio a conocer que sus miembros reciben un sueldo fijo de 1.00o euros al que hay que sumar parte de las donaciones que recibe Femen, procedentes en su mayoría de hombres. Considero que se trata de un factor que puede perjudicar al movimiento porque podrían dejarse de lado los valores que antes mencionábamos y actuar simplemente por motivaciones económicas.  Siendo así, el espíritu no es el mismo.  

Asimismo, Viktor Sviatski (exasesor político de Femen) declaró hace apenas un mes que creó el grupo “para tener mujeres”. El machismo que desprendían sus palabras contribuyeron a demostrar que el patriarcado tiene controlada a la sociedad. 

En resumen, fue una decepción. Es posible que  realmente existe un afán por defender los derechos de las mujeres  y derrocar el patriarcado imperante, pero creo que formar parte de algo así exige tener muy claro dónde estoy,  para no traicionarme a mí misma. En Femen mis ideales  hubieran sido mi arma más potente, pero si no lo tengo  del todo claro no merece la pena.

P¿Qué opinas del desnudo reivindicativo de sus miembros?

R– Lo acepto porque me parece una forma eficaz de luchar: es agresiva e incomoda a los poderes públicos. Se trata de eso, de molestar y no dejarnos ningunear.  

La mujer es considerada como un objeto y parece que el mero hecho de salir a la calle implica exponerse a los ojos, críticas y juicio de quien te ve.

PCon todo, ¿crees que el movimiento Femen beneficia a las mujeres?

R-Esto es algo muy discutido en el mundo feminista. Hay quien considera que mostrar los pechos sigue fomentando la objetivación de la mujer y que por tanto nos perjudica. Desde mi punto de vista, constituye una contradicción. Si realmente pensamos que por desnudarnos estamos dando vía libre a los hombres para considerarnos como un objeto es porque estamos dentro de ese “juego” machista en el que la mujer es considerada como tal.  Si en mi concepción de la mujer no veo en ella un objeto, que utilicen su cuerpo no debe preocuparme en absoluto.

Volviendo a la pregunta, creo que sí que beneficia.  Sea como sea sus acciones son mediáticas, se conocen, están llegando a la sociedad. ¿Enseñar el pecho tiene la culpa? Puede que sea así, pero si gracias a ello hemos visto también como protestaron en contra de la ley del aborto ya es suficiente. A lo mejor así alguien que sólo consume televisión o periódicos “institucionales” pudo llegar a plantearse algo, o al menos pensar en ello.  

Marta Baigorri

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s